Desde mil encinas también te podemos ayudar, si así lo deseas, a conseguir el mayor bienestar para tu compañero perruno, y poder de esta forma, perro – persona, llegar a un equilibrio y vínculo perfecto para una convivencia adecuada y feliz por ambas partes. Para ello trabajamos en varios campos:

Asesorándote y ayudándote en la elección de tu mascota, en función de tus necesidades y de las características del can más adecuadas para tu estilo de vida.

Enseñándote a trabajar con tu cachorro las conductas básicas de convivencia; hacer sus necesidades dónde y cuándo debe, llamada, ir con la correa, socialización, quedarse solo, tiempos de espera, viajes…

Resolviendo problemas de conducta que hacen la convivencia más difícil; ladridos, destrozo de cosas, desobediencia….

Para ello contamos con la formación en educador canino y modificación de conducta necesarias y abaladas por escuelas regladas, así como con una amplia experiencia ya en el sector. Nuestra línea de actuación se basa principalmente en el trabajo cognitivo – emocional de nuestra mascota, modelo basado en estudios científicos y etológicos, que nos ayudan a comprender en un sentido más amplio el porqué de las conductas de nuestros canes. Pudiendo de esta forma, trabajar sobre su área emocional y cognitiva, consiguiendo así, la conducta deseada. Porque para nosotros…

“Tu perro no es lo que hace, es lo que siente.”